Como ya habrás notado, durante el embarazo tu cuerpo experimentará una serie de cambios. Cuida tu piel durante esta bonita etapa.

A lo largo de los tres períodos (primero, segundo y tercer trimestre) del embarazo, el cuerpo de la mujer va experimentando diversos cambios. Sin embargo, es en el primer trimestre cuando se producen más alteraciones fisiológicas (aumento de los senos, adaptación de los órganos y distensión de músculos y ligamentos) y hormonales, ya que el cuerpo de la mujer se prepara para el embarazo y el posterior parto.

Una de las preocupaciones más comunes durante el embarazo, en cuanto al cuidado de la piel, es la de minimizar la aparición de las estrías en el pecho, el abdomen y las caderas. Una buena hidratación a base de aceites vegetales es esencial para prevenir estas pequeñas distensiones por la falta de elasticidad de la piel.

Si quieres potenciar su acción preventiva de las estrías, puedes recurrir a mezclas preparadas a base de varios aceites vegetales y aceites esenciales, que aportan virtudes terapéuticas específicas (tónicos cutáneos, descongestionantes, etc.)

También existen aceites más potentes para el tratamiento antiestrías después del destete