Para gozar de una buena salud hay que practicar deporte regularmente. Te damos los mejores trucos para que recuperes tus músculos tras un esfuerzo físico.

Al llegar a la edad adulta es frecuente que las personas se resientan físicamente del desgaste al que se ve sometido su cuerpo durante el paso de los años. El rápido ritmo de vida y el estrés también dejan huella en el cuerpo.

Llevar una vida sana –una buena alimentación y practicar deporte- es, sin duda, la mejor forma para mantener el cuerpo en buenas condiciones y evitar, de esta forma, sufrir dolor articular o muscular.

El dolor muscular es muy común y, normalmente, es consecuencia de sufrir tensión o estrés, de una sobrecarga (utilizar el músculo sin la preparación adecuada o con exceso) o de una lesión provocada por un trabajo físico o al practicar deporte.

El aceite esencial de gaulteria es el producto estrella de deportistas y masajistas profesionales

Por ello, es importante que antes de realizar cualquier actividad física que requiera un esfuerzo preparemos el cuerpo. Por ejemplo, si sales a correr, lo más conveniente es que realices unos ejercicios de calentamiento y estiramientos. De esta forma, evitarás problemas como las tensiones musculares, los dolores articulares, la tendinitis, etc.

Durante la práctica deportiva también es frecuente sufrir dolores articulares debido a lesiones como esguinces o luxaciones.

Frente a este tipo de patologías, se puede aplicar un tratamiento natural a partir de aceites esenciales con propiedades antiinflamatorias y analgésicas. El aceite esencial de gaulteria es uno de los productos estrella de deportistas y masajistas profesionales, ya que su alto contenido de salicilato de metilo (molécula muy próxima al ácido acetilsalicílico, principio activo de la aspirina) hace que, en unos minutos, se reduzca el dolor hasta su desaparición.

Aplica en la zona dolorida 2-3 gotas de aceite esencial de gaulteria diluido en un poco de aceite vegetal (el de árnica es el más adecuado) o en un poco de pomada antiinflamatoria para potenciar su efecto. La cuestión es no aplicarlo puro sobre la piel, puesto que podría irritarla. Repite este gesto hasta 4 veces al día para aliviar dolores musculares o articulares.

Al igual que la aspirina, el AE de gaulteria no debe emplearse durante el embarazo, en menores de 6 años, así como en personas alérgicas a los derivados salicilados.

Para facilitar su empleo, te presentamos tres fórmulas diferentes de aplicar el aceite esencial de gaulteria para una acción rápida y eficaz. Se trata de productos formulados con otros aceites esenciales que potencian el efecto antiinflamatorio y analgésico.

¿Quieres ampliar la información? Más detalles en el artículo Primavera y verano, tiempo de deportes que encontrarás en el número 3 de la revista Soluciones Esenciales.