Si tu hijo sufre un golpe, mantén la calma. A continuación te explicamos cuál es el mejor tratamiento natural para aliviar el dolor y reducir la hinchazón.

Es inevitable que los niños se caigan. Cuando empiezan a desarrollar sus habilidades motrices, lo más habitual es que dado su destreza terminen por los suelos.

Como padre es normal que ante una caída o un golpe te preocupes. Por lo general, después de darse un golpe en la cabeza aparece un chichón, producido al recibir el impacto.

Pese a su llamativo tamaño, los chichones no deberían ser motivo de excesiva preocupación. Aun así, tras sufrir una caída de este tipo los padres deben vigilar las reacciones de su bebé durante las 48 horas posteriores y acudir al médico de inmediato en caso de detectar alguna anomalía.

Medidas de protección

Evitar que tu hijo termine por los suelos es misión imposible. Lo más normal es que durante la etapa infantil los niños se den golpes, con la consecuente aparición de moratones y chichones.

Aun así, se puede minimizar el riesgo estableciendo en el hogar algunas medidas de seguridad como, por ejemplo, proteger las esquinas puntiagudas de los muebles, buscar un área de juego libre de escaleras o dejar al bebé bajo la supervisión de un adulto.

 

Mantén la calma

Es muy importante que frente a una caída los padres mantengan la calma. Para no crear en el menor un sentimiento de inseguridad y miedo, siempre que se trate de un golpe leve, lo mejor es que animes a tu bebé a levantarse por sí solo. Seguramente su primera reacción será la de asustarse y llorar, por ello debes intentar tranquilizarlo y una vez calmado aplicarle el tratamiento oportuno para aligerar el dolor.

Los aceites esenciales de ciprés, katrafay y lentisco estimulan la correcta circulación para que no se produzca hinchazón ninguna. Por su parte, el aceite esencial de siempreviva es una auténtica maravilla para prevenir y tratar los moratones, que suelen aparecer por extravasación de sangre. Por último, el aceite de árnica es ampliamente conocido para tratar los golpes.

Esta mezcla tan completa, que puede aplicarse incluso en heridas abiertas, mejorará el traumatismo del bebé en cuestión de horas.