Las variadas propiedades de los aceites esenciales hacen que éstos sean grandes aliados para ayudar a luchar contra infecciones como la candidiasis.

La candidiasis es una infección provocada por hongos del género Candida. Por lo general, las candidiasis se dan en la boca y la zona genital, aunque también hay casos de candidiasis en  las uñas, las ingles, el intestino, el cuello y bajo el surco mamario.

La candidiasis puede aparecer por desajustes hormonales y del sistema inmunitario provocados por causas multifactoriales. En ellas se incluye la ingesta de corticoides, antibióticos e inmunosupresores, ya que desestabilizan el sistema inmune. Los antibióticos además alteran el equilibrio natural de la flora intestinal y vaginal.

La candidiasis vaginal provoca el enrojecimiento de la piel, picor, ardor, hinchazón, flujo vaginal de aspecto blanquecino y dolor a la hora de mantener relaciones sexuales y orinar.

La aromaterapia proporciona tratamientos eficaces y no agresivos que no tienen efectos secundarios y evitan las resistencias que suelen mostrar los hongos. Esto se debe al amplio potencial antifúngico de los aceites esenciales, que además de respetar la flora intestinal y vaginal, a la vez que estimulan el sistema inmunitario.

Amplia la información sobre los tratamientos más idóneos en el artículo Candidiasis. Soluciona con aromaterapia un problema perpetuo en el número 3 de la revista Soluciones Esenciales.

Oleocaps 2: mezcla de aceites esenciales antiinfecciosos. Para la candidiasis toma 2 cápsulas al día durante 20 días.