Cuando aparece una verruga hay que aplicar el tratamiento oportuno para evitar su propagación. Descubre los remedios naturales más efectivos.

Tras abordar otras las plagas infantiles, como la de los moluscos contagiosos, hoy queremos informaros de otra plaga que afecta a toda la família: las verrugas.

Producidas por el virus del papiloma humano (VPH), las verrugas se contagian a través del contacto con otras verrugas. Estas pequeñas lesiones tienen forma delimitada, redondeada y con una superficie rugosa e irregular.

Aunque no producen dolor, se debe aplicar un tratamiento adecuado para evitar, de esta forma, su propagación.

Debes saber que existen diferentes tipos de verrugas. En función de la zona del cuerpo donde aparecen encontramos las verrugas vulgares (entre los dedos de las manos), las genitales, las plantares (en la planta del pie) e incluso los papilomas.

Se contagian a través del contacto con otras verrugas

Para tratar las verrugas de manera natural, debes aplicar dos veces al día unas gotas de aceite esencial quimiotipado de árbol de té diluidas si la zona es amplia o si se trata de bebés (es apto incluso en los más pequeños) hasta que desaparezca. Si se trata de una verruga más rebelde, es preferible recurrir al aceite esencial de canela de China. En este caso, debes proteger la piel de alrededor con un aceite vegetal y aplicar una sola gota con ayuda de un bastoncito de oídos, ya que tiene poder cáustico. Por ello, los más pequeños deberán evitar este aceite esencial.

Para tratar las verrugas localizadas en zonas más delicadas, como el contorno de los ojos y las mucosas, incluidos los genitales, deberás recurrir al consejo de tu dermatólogo o de tu farmacéutico.

Existen sinergias muy eficaces contra las verrugas que incluyen varios aceites esenciales, aumentando su potencia de acción.  A parte de los mencionados (canela y árbol del té), la verbena exótica, el niaulí y el eucalipto mentolado son potentes antiverrugas. Se suelen incorporar aceites vegetales para ayudar a acelerar el secado y proteger la piel frente a posibles irritaciones

Amplia la información sobre plagas infantiles en el artículo Las grandes plagas que encontrarás en el número 3 de la revista Soluciones Esenciales.