Mantén alejados los mosquitos de tu hijo. Te explicamos cómo conseguir ahuyentar los mosquitos e insectos y, cuando no sea posible, aliviar el picor.

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo apetece pasar más tiempo al aire libre, en contacto con la naturaleza. Sin embargo, es una época en la que estamos más expuestos a las picaduras de abejas, avispas, mosquitos, arañas, etc. Por ejemplo, los mosquitos aprovechan las frecuentes lluvias características de estos meses para depositar sus huevos en lugares húmedos (en agua estancada) y éstos eclosionan en el momento en el que suben las temperaturas.

Así que seguramente durante estos meses de primavera y verano sufrirás alguna picadura de insecto. En la mayoría de los casos, las picaduras de insectos provocan hinchazones que desaparecen al cabo de unos días, ocasionando molestias durante ese breve período de tiempo.

Los aceites esenciales ofrecen, una vez más, soluciones para evitar las picaduras de insectos más comunes. Para los bebés puedes utilizar la eficacia repelente del aceite esencial de citronela de Java en difusión atmosférica con un difusor preparado para los aceites esenciales, en sinergia junto a otros aceites esenciales que potencian su efecto y crean una atmósfera agradable.

Otra opción son los sprays a base de aceites esenciales repelentes de mosquitos europeos y tropicales. Pueden utilizarse en el aire o sobre tejidos, con una eficacia que dura 7 horas. Los menores de 1 año, las embarazadas y las mujeres durante la lactancia podrán disfrutar de la tranquilidad de una noche sin insectos, pero deberán indicar a otra persona que pulverice el producto y entrar en la habitación cuando haya transcurrido media hora tras la vaporización.

Si eres de los que prefiere aplicarse una loción repelente en la piel, nada mejor que este roll-on de textura agradable y olor suave. Contiene aceites esenciales de citronela, lavanda, eucalipto azul, palmarosa, lemongrass, etc. A partir de los 30 meses de edad.

Si la picadura no se ha podido evitar, también los aceites esenciales ofrecen soluciones efectivas. En este caso, la mezcla de aceites esenciales de eucalipto azul, menta de campo, lemongrass, naranjo amargo, espliego macho, manzanilla romana, katrafay y hierba lombriguera, junto a un aceite vegetal, descongestionan y calman inmediatamente las picaduras. Puedes aplicarlos fácilmente con el siguiente roll-on picaduras.

 

Descubre más remedios naturales para combatir los insectos esta primavera en el artículo Botiquín veraniego de aceites esenciales que encontrarás en el número 1 de la revista Soluciones Esenciales.