En la etapa infantil los niños se ven atacados por algunas plagas. Si tu hijo tiene lombrices, te explicamos detalladamente cómo tratarlas.

Hoy queremos abordar otra de las plagas infantiles que atacan a los niños: la de las lombrices. Como ya te recomendamos en los artículos Plagas infantiles: verrugas y Plagas infantiles: moluscos, si quieres acabar con estas plagas infantiles prepárate con el siguiente kit básico de aceites esenciales: árbol del té, niaulí, esencia de limón y manzanilla romana.

Cuando los niños son pequeños, hay que prestar especial atención a las lombrices (oxiuros). Y es que durante la fase oral, los menores utilizan la boca para experimentar y conocer mundo, por lo que durante este período se ponen en la boca todo lo que encuentran.

Por lo general, los huevos de los gusanos se encuentran en la tierra en la que juegan los niños. Al llevar sus manos a la boca éstos se introducen en el interior del cuerpo del menor. Para tratar este tipo de infecciones es preciso masajear la zona del bajo vientre, durante aproximadamente diez días, con una mezcla de aceite esencial de árbol de té, aceite esencial de manzanilla romana y un aceite vegetal, en las proporciones adecuadas.

Lee más sobre plagas infantiles en el artículo Las grandes plagas que encontrarás en el número 3 de la revista Soluciones Esenciales.