Si tras el verano tu cabello está dañado y necesitas recuperar su espesor y brillo original, sigue este tratamiento con aceite reparador Ylang Ylang.

El cuero cabelludo está formado por, aproximadamente, 100.000 pelos y, por lo general, se estima que cada día una persona pierde entre 50 y 100 cabellos. Existen varios factores que generan la caída del cabello. Es muy importante que el médico especialista dictamine el origen para poder aplicar el tratamiento más adecuado. Por lo general, la pérdida de cabello es un problema que afecta más a los hombres que a las mujeres.

Calvicie

La calvicie común, conocida también como alopecia androgénica, se produce por un factor hormonal: aumenta la acción de las hormonas masculinas sobre algunas áreas del cuero cabelludo generando la disminución de actividad en el folículo piloso.

En los casos de alopecia androgéncia, ligada a la herencia genética, el cabello va desapareciendo progresivamente: los cabellos normales se ven sustituidos por otros de menos grosor y tamaño hasta producirse la desaparición total.

Pérdida de cabello temporal

El estrés físico o emocional puede provocar la caída temporal del cabello. Este episodio sucede unos meses después de haber sufrido la tensión y puede conllevar la pérdida de cantidades drásticas de cabello, que se observa mientras se lava o se peina.

Los cambios hormonales provocan también pérdida de cabello temporal. Por ejemplo, las mujeres experimentan una mayor caída en la etapa de la menopausia y unos meses después de dar a luz.

Tratamiento natural

Los aceites esenciales de pimienta, niaulí e ylang ylang contienen propiedades que estimulan la microcirculación sanguínea y el intercambio celular regenerando, de esta forma, el cuero cabelludo.

Puedes diluir entre 3 y 5 gotas de cualquiera de ellos en aceite vegetal de jojoba y repartirlo por la totalidad del cabello y el cuero cabelludo. Envuelve el cabello con una toalla caliente y deja que el aceite reparador actúe durante, aproximadamente, 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, lava el cabello con un champú suave.