Llega la Navidad y con ella las comidas copiosas. Realiza una depuración de tu cuerpo de forma anticipada para encarar este período

El cuerpo humano va acumulando toxinas en el interior que pueden ser perjudiciales para la salud de la persona. Algunas proceden de la dieta, otras de nuestro propio metabolismo y otras, incluso, de medicamentos, sustancias contaminantes, etc.

Con el objetivo de reducir los aportes de toxinas se recomienda una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras, con un alto contenido de antioxidantes.

En determinados períodos como, por ejemplo, en las fiestas navideñas, se ingieren grandes cantidades de alimento y de alcohol, por lo que se recomienda seguir, una vez comenzada la primavera, un tratamiento natural que permita eliminar aquellas toxinas acumuladas que pueden dañar el organismo. De igual forma, se recomienda hacer una depuración de forma anticipada (durante el otoño) para encarar esos momentos con el cuerpo un poco saturado de elementos nocivos.

 Para reducir los aportes de toxinas se recomienda una alimentación equilibrada

Para que las reacciones del metabolismo se realicen de forma óptima es necesario impedir que el hígado se encuentre saturado de toxinas. El perfecto funcionamiento de este órgano es imprescindible para tener una buena salud, ya que que participa en la mayoría de las funciones desintoxicantes y se ocupa de digerir las grasas.

Durante este proceso de desintoxicación, el hígado puede acumular toxinas que impidan su correcto funcionamiento. Los aceites esenciales contienen propiedades que ayudan a eliminar las toxinas del hígado, estimulando la labor de los emuntorios -órganos encargados de limpiar las toxinas del organismo.

 

¿Cómo purificar el organismo?

Hay múltiples aceites esenciales indicados para mantener un hígado limpio, entre los que destacan el limón, la zanahoria, el romero quimiotipo verbenona y el levístico. Todos ellos tienen una composición molecular muy particular que ayuda a depurar el hígado y a purificar el organismo.