Si tras una semana de trabajo intenso necesitas desconectar, te contamos cómo preparar un baño relajante con aceites esenciales

La vorágine del día a día -el trabajo, la familia, los compromisos sociales ineludibles, etc.- acaban pasando factura en el estado de salud de las personas, tanto físico como mental. Para ayudar a reducir el estrés, te recomendamos finalizar el día con un buen baño -solo o en compañía- con aceites esenciales relajantes.

Los más idóneos para ello son los que provienen de cítricos, ya que poseen propiedades calmantes, relajantes y reequilibradores del sistema nervioso que actúan de forma eficaz para atenuar la ansiedad. Además, si tienes problemas de insomnio, estos aceites esenciales te ayudarán a descansar durante toda la noche, por sus propiedades ansiolíticas y somníferas.

El aceite esencial de Yuzu –de un intenso aroma a azahar, mandarina y naranjo amargo- es rico en limoneno,
gamma-terpineno y felandreno, por lo que ayuda a moderar el sistema nervioso central, además de calmar el sistema nervioso simpático. Así pues, el aceite esencial de Yuzu actúa como relajante, ansiolítico y somnífero por lo que sus propiedades lo convierten en uno de los mejores aceites esenciales a emplear para preparar un baño relajante.

Pasos para preparar un baño relajante con aceite esencial de Yuzu

Para preparar el aceite esencial de Yuzu, añade en un cuenco un poco de agua y gel de ducha. Debes removerlo hasta hacer espuma y, a continuación, añadir 6 gotas de aceite esencial de Yuzu. Una vez lo hayas mezclado bien, puedes añadirlo al agua del baño.

Las instrucciones a partir de aquí son muy sencillas: crea una atmósfera que te aporte serenidad, pon aquella música de fondo que te guste y regula la intensidad de la luz si es posible o bien apágala y emplea velas, sumérgete y disfruta de tu momento. 15 minutos serán suficientes para apreciar las propiedades relajantes de este beneficioso aceite esencial.