Descubre cuáles son los aceites esenciales más indicados para regenerar los tejidos cutáneos tras una exposición inadecuada a los rayos de sol

El verano es, para la gran mayoría de personas, sinónimo de playa y sol. Se trata del plan más recurrente durante los meses de julio y agosto: pasar largas jornadas en la arena tomando el sol y disfrutando del mar. Sin embargo, aunque es apetecible, hay que tener en cuenta los estragos que puede causar en la piel una exposición inadecuada al sol: quemaduras solares, manchas, aparición de más arrugas y hasta problemas de visión. Asimismo, en los últimos años se ha producido un incremento notable de cánceres de piel, especialmente de melanoma, causados precisamente por una sobreexposición a los rayos de sol.

Por tanto, aunque no se puede renunciar a tomar el sol, ya que permite activar la provitamina D, si vas a pasar la época estival en la playa es necesario que tomes una serie de medidas preventivas para evitar quemar tu piel:

  • Utiliza protección solar adecuada para tu piel y fototipo. Recuerda que, en función de las horas que te encuentres expuesto al sol debes aplicar nuevamente la crema solar
  • Intenta no tomar el sol durante las horas centrales del día, de las 12 horas a las 16 horas, ya que es cuando los rayos de sol tienen más incidencia
  • Toma el sol de forma paulatina, es decir, el primer día que vayas a la playa es mejor que no estés demasiadas horas tumbado al sol. Lo mejor será que vayas incrementando el tiempo de exposición día a día
  • Hidrátate mucho y protege tu cabeza

Aceites esenciales para tratar las quemaduras solares

En caso que no hayas podido evitar sufrir una quemadura solar -se trata de una inflamación aguda de las células de la piel provocada por los rayos ultravioletas del sol- puedes emplear ciertos aceites esenciales con propiedades antisépticas, bactericidas, cicatrizantes y regeneradoras para tratar las lesiones (enrojecimiento de la piel, irritación, escozor, etc.).

El aceite de maceración de caléndula es uno de los más indicados por sus propiedades antiinflamatorias y regeneradoras de los tejidos cutáneos. Para potenciar su efecto, se añade el aceite esencial de espliego macho, con efecto cicatrizante y analgésico que alivia el escozor de las quemaduras.

Para facilitar su aplicación, Pranarôm ha desarrollado el bálsamo para la piel irritada o enrojecida que contiene aceites esenciales (Lavandín, Árbol del té, Romero quimiotipo verbenona, Eucalipto azul, Katrafay y Jara). De igual forma contiene aceites vegetales de caléndula y calófilo, además de manteca de karité y aloe vera. Estos extractos regeneran y refrescan la piel, además de hidratarla en profundidad y aportar un efecto barrera.

Realiza un suave masaje por la zona afectada y notarás un alivio inmediato.
http://solucionesesenciales.com/wp-admin/post-new.php#