La combinación de aceites esenciales y aceites vegetales ayuda a calmar el picor, la inflamación, así como a hidratar la zona de la piel afectada

Cerca del 3% de la población mundial -125 millones de personas- padecen psoriasis y en España, más de un millón de personas. Se trata de una enfermedad crónica no contagiosa que afecta cualquier zona de la piel, en especial codos, espalda, rodillas y cuero cabelludo.

La psoriasis se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel en forma de placas rojas con escamas de color blanquecino – células muertas que se acumulan en la epidermis a causa de una aceleración en el proceso de división de las células epidérmicas-. Los síntomas son muy molestos: enrojecimiento, irritación, picor e hinchazón de la piel.

Las personas que sufren psoriasis tienden a cubrirse para evitar mostrar estas lesiones. Con el objetivo de erradicar estos complejos, la Asociación de Pacientes de Psoriasis, Artritis Psoriásica y Familiares, Acción Psoriasis, lanza cada verano una campaña para que los pacientes con psoriasis vayan a la playa y muestren su cuerpo. La iniciativa de este año anima a todas las personas con psoriasis a subir fotografías en las redes sociales bajo el hashtag #Destápate16.

Tratamiento natural para controlar los brotes de psoriasis

Se desconoce la causa exacta que provoca la psoriasis, por lo que hay pocos fármacos para tratar esta enfermedad. Asimismo, al tratarse de una afección crónica hay que tener en cuenta que muchos de los fármacos que se emplean como, por ejemplo, los corticoides, tienen efectos secundarios.

El empleo de determinados Aceites Esenciales con propiedades antiinflamatorias, antipruriginosas (para el picor), astringentes y depurativas, en combinación con Aceites Vegetales como el comino negro, la caléndula o la rosa mosqueta, que hidratan en profundidad la piel, ayudan a controlar los brotes de psoriasis y a calmar el picor de manera natural.

Así pues, los Aceites Esenciales más indicados para tratar la psoriasis son:

  • Antiinflamatorios: Manzanilla romana, lavanda, eucalipto azul, lemongrass, siempreviva amarilla o katrafay
  • Antipruriginosos: Hierba lombriguera, manzanilla alemana o menta de campo
  • Cicatrizantes: Geranio, jara, espliego macho o romero QT verbenona
  • Depurativos: Zanahoria, levístico o apio.

Lo ideal es escoger al menos 3 de ellos para conseguir unos resultados óptimos. Se suelen mezclar a razón de 25 gotas de aceites esenciales por cada 10 ml de aceite vegetal. Una vez tengas la sinergia, realiza un suave masaje sobre la zona afectada tantas veces como consideres necesario. También puedes aplicarte el aceite vegetal en la zona afectada y añadir 1-2 gotas de aceite esencial, masajeando bien para que penetren más rápidamente.

Descubre más sinergias para tratar brotes agudos de psoriasis en el artículo Psoriasis, grandes beneficios de la aromaterapia que encontrarás en el número 4 de la revista Soluciones Esenciales.