Tras un período de adaptación en los centros escolares, los estudiantes deben volver a asumir su carga lectiva (trabajos, exámenes, exposiciones, etc.). Descubre cuáles son los AE más indicados para aumentar la concentración.

Los escolares disfrutan en verano de un largo período de vacaciones -cerca de dos meses y medio-. Por lo general, después de este parón es necesario que se adapten de manera progresiva a su nueva rutina: asistir al colegio ocho horas diarias, participar en actividades extraescolares, hacer los deberes y trabajos escolares y estudiar para preparar los exámenes. Se trata de un compendio de actividades que exigen concentración por parte del estudiante. 

El empleo de algunos aceites esenciales por vía olfativa ayuda a aumentar la concentración, puesto que las moléculas aromáticas inhaladas interactúan con los receptores de la mucosa olfativa, produciendo una acción terapéutica de calma y relajación o estimulación, en función del aceite esencial utilizado.

Aceites esenciales indicados para la concentración

El aceite esencial de romero quimiotipo Alcanfor (Rosmarinus officinalis) estimula la concentración, según constató un estudio clínico realizado por la universidad de Northumbria. Los pacientes que inhalan este aceite esencial por difusión aromática consiguen recordar con mayor facilidad aquellos eventos y actividades que deben realizar en un futuro próximo.

Asimismo, los aceites esenciales de salvia de hojas de lavanda (Salvia lavandulifolia) y el de laurel (Laurus nobilis) mejoran también la concentración. 

Inhalación de los aceites esenciales

Como hemos comentado, para estimular la concentración es necesario emplear aceites esenciales por vía olfativa. Esta vía es apta para cualquier tipo de paciente, salvo los asmáticos. Cuando el estudiante necesite realizar alguna actividad que requiera concentración deberá inhalar alguno de los aceites esenciales indicados. Para ello existen tres modalidades diferentes:

  1. Destapar el envase que contiene el aceite esencial, acercárselo a la nariz y realizar una inhalación profunda.
  2. Colocar dos gotas del aceite esencial indicado para estimular la concentración –romero QT alcanfor, salvia de hojas de lavanda o laurel- en la parte inferior de las muñecas. A continuación, acercarlas a la nariz y realizar la inhalación.
  3. Emplear un difusor aromático de aceites esenciales.