En caso que estas Navidades te sobrepases con el consumo de alcohol, te ofrecemos una sinergia con AE para mejorar los síntomas.

La Navidad es época de excesos. Como os explicamos en el artículo Estreñimiento en Navidad: ¡pon remedio!, en estas fechas son frecuentes las cenas de empresa y las reuniones con familiares y amigos en las que abusamos de la ingesta de alimentos y bebidas alcohólicas.

Seguramente habrás experimentado alguna vez en la vida esa sensación de malestar general tras consumir demasiado alcohol. La resaca se manifiesta en dolor de cabeza, puesto que el cuerpo sufre deshidratación. El alcohol inhibe el funcionamiento de unas hormonas antidiuréticas responsables de controlar la reabsorción de moléculas de agua. Esto provoca un aumento de la producción de orina, con la consecuente pérdida de sales minerales y otros compuestos que nuestro organismo necesita para funcionar correctamente.

Asimismo, otro de los síntomas frecuentes de la resaca son los problemas en el aparato digestivo (vómitos, náuseas y acidez), ya que el alcohol irrita los tejidos estomacales y aumenta la producción del ácido gástrico y de las secreciones de páncreas e intestinos.

Consejos para aliviar la resaca

Nuestra primera recomendación es que estas fiestas hagas un consumo comedido de alcohol. Sin embargo, si esas dos copas de más acaban pasándote factura al día siguiente, es necesario que bebas agua en abundancia, para mantenerte hidratado, y consumas alimentos con azúcar, puesto que durante la resaca se produce una bajada de azúcar. Decántate por alimentos que no sean demasiado fuertes para el estómago, como por ejemplo yogures, pasta o verduras.

Asimismo, para aliviar el malestar general de la resaca puedes recurrir a la siguiente sinergia con aceites esenciales*:

  • 1 gota de AE de albahaca exótica
  • 2 gotas de esencia de limón

Puedes o bien diluir la sinergia con un poco de miel o tomarla sola, siempre por vía sublingual, hasta tres veces durante el día de resaca. ¡Pruébalo y verás cómo mejora tu estado!

*Contraindicada durante el embarazo, lactancia y en menores de 6 años.