Descubre el tratamiento natural a base de aceites esenciales para reducir el dolor y la inflamación de la zona afectada.

La inflamación del tendón -es la estructura fibrosa que une el músculo con el hueso- se conoce como tendinitis.

La tendinitis es una patología que afecta prácticamente en su totalidad a adultos. Su aparición está vinculada directamente a una sobrecarga muscular o una lesión provocada por la repetición de un movimiento brusco. En personas mayores, la tendinitis se asocia o bien con otra patología o como consecuencia de la pérdida de elasticidad de los tendones.

A pesar de que las zonas afectadas más comunes son los codos, hombros, muñecas y talones, la tendinitis puede darse en cualquier tendón del cuerpo.

Tratamiento con AE para aliviar el dolor de tendinitis

La tendinitis es una patología crónica, es decir, suele ir repitiéndose a lo largo del tiempo. Para evitar posibles complicaciones como rupturas, es muy importante aplicar desde los primeros síntomas un tratamiento que además de calmar el dolor, reduzca la inflamación.

Nuestra recomendación es que mezcles 3 gotas de AE de eucalipto azul y 3 gotas de AE de romero quimiotipo alcanfor con aceite vegetal virgen (preferentemente árnica) o pomada antiinflamatoria. Realiza un suave masaje sobre la zona afectada tantas veces al día como lo necesites. En caso de menores de seis años y mujeres embarazadas y en período de lactancia, se debe sustituir el AE de romero quimiotipo alcanfor por AE de lavandín.

Además, recuerda hacer reposo para relajar la zona afectada y, en caso de tendinitis grave, inmovilizarla bajo supervisión médica.