El embarazo se trata de una etapa de la mujer donde los cambios se suceden prácticamente a diario. Hay mujeres que disfrutan de un embarazo excelente desde el primer día hasta el último, sin notar apenas un ápice de molestia. Sin embargo, hay para otras que la adaptación a esta transición no siempre es agradable debido a los síntomas que aparecen.

La línea Feminaissance acompaña a la mujer desde la primera incomodidad.

Podríamos clasificar al embarazo de muchas maneras dependiendo de diversos factores. En esta ocasión lo dividiremos en tres períodos en función de los síntomas que aparecen:

PRIMER TRIMESTRE

Unos de los síntomas más frecuentes padecidos por las embarazadas durante el primer trimestre que, incluso en ocasiones, perduran durante toda la gestación, son las .

El aceite confort digestivo (http://www.pranarom.com/es/nuestros-productos/productos-acabados/confort-digestivo-bio-feminaissance/ref-12061) es una sinergia de aceites esenciales como jengibre, manzanilla romana y esencia de limón apropiados para mitigar y eliminar estas molestias.  Además, atenúa los gases y flatulencias existentes durante todo el embarazo.

La forma de utilizarlo es por vía oral. Se deben depositar de 3 a 5 gotas de la mezcla bajo la lengua y dejarlas fundirse durante 10 segundos, para luego tragar normalmente. No sobrepasar 4 tomas al día.

 

SEGUNDO-TERCER TRIMESTRE

La fisonomía experimenta un cambio más que visible conforme el bebé va creciendo. El abdomen se extiende y es necesaria una buena hidratación de la piel para que ésta no sufra lesiones, conocidas como estrías. Pero no sólo aparecen en el abdomen, sino que, la cara interna de los brazos, caderas y senos también son testigos. Un hábito diario de hidratación con un ayudará a que la piel esté más elástica y así disminuir las posibilidades de la aparición de las estrías cuando el crecimiento sea máximo.

Dado que el último trimestre es cuando la distensión es más acentuada requerirá cuidar la piel con un tratamiento aún más específico. El aceite estrategia antiestrías (http://www.pranarom.com/es/nuestros-productos/productos-acabados/estrategias-anti-estrias-bio-feminaissance/ref-12063)  nutre y tonifica la piel ante la dilatación progresiva y rápida del último trimestre. Su formulación a base de aceites vegetales de onagra, rosa mosqueta o sésamo junto con aceites esenciales de ylang ylang o niauli, hacen que esta fórmula sea muy eficaz para la prevención de las estrías e incluso prepara la piel para la repentina relajación cutánea postparto, ayudando a que todo vuelva a su sitio después del nacimiento del bebé.

Otra de las zonas donde las matronas en particular están haciendo más hincapié, es en relación a la hidratación del perineo. Se ha comprobado que una óptima hidratación de la zona meses anteriores al alumbramiento evita o disminuyen posibles complicaciones posteriores.

El aceite elasticidad del perineo ( http://www.pranarom.com/es/nuestros-productos/productos-acabados/elasticidad-del-perineo-bio-feminaissance/ref-12062) rico en una combinación de aceites vegetales de onagra, rosa mosqueta o argán junto con aceites esenciales como lavanda o palo de rosa preparan la flexibilidad de la zona para prevenir incluso los posibles puntos de sutura que se cosen después del parto.

Sumergidas ya en la preparación del cuerpo para el momento del nacimiento, no hay que olvidar recordar una zona igual de importante para la hidratación: los pezones.

Cuando la madre trae al mundo un bebé, uno de los primeros instintos del pequeño es ir al pecho de la madre para alimentarse. Esta zona tiende a agrietarse y lesionarse debido a la succión ejercida por parte del bebé y a la acidez provocada por la leche que queda en la zona, entre otros factores. Una prevención anticipada impedirá la irritación y futura lesión de la piel.

El aceite del cuidado del pezón (http://www.pranarom.com/es/nuestros-productos/productos-acabados/cuidado-del-pezon-bio-feminaissance/ref-12066) se trata de un tratamiento suave y agradable para proteger y regenerar la delicada piel del pezón.

Se recomienda comenzar la aplicación de esta sinergia a partir del 8º mes un par de veces al día para después, si apariciesen las lesiones, aplicar varias veces al día para aliviar el dolor de la zona y alrededores.

DESPUES DEL PARTO

Una vez dado a luz al bebé, el cuerpo de la mujer aún sigue experimentando cambios.

Hay mujeres que en ocasiones les cuesta que les suba la leche y/o no disponen de mucha cantidad de ésta para amamantar la exigencia de su bebé. Ésto puede pasar a convertirse en un desazón e inquietud para la madre. El aceite de lactancia armoniosa (http://www.pranarom.com/es/nuestros-productos/productos-acabados/lactancia-armoniosa-bio-feminaissance/ref-12067) es un gran aliado para estas situaciones. El aceite esencial de hinojo y albahaca exótica inducen la producción natural de leche ayudando además a la subida de leche gracias a su efecto estrogénico. Solo tendrás que añadir 3-5 gotas de esta sinergia antes del desayuno para que no le falte ni gota al recién nacido.