La importancia del masaje en el bebé:

ojeces, bebé, pañal, soluciones, pranaBB, pranarom, aceite vegetal, aceite esencal, balsamo, masaje, respiración, almendra, suave, cuidar, aliviarNada mejor que un masaje para cuidar de tu bebé, para relajarle y demostrarle todo tu cariño y amor. Es un lenguaje no verbal, una forma de transmitir afecto y ternura.

El masaje consigue calmar a los niños, fomenta la resistencia de su organismo, un sueño tranquilo y un desarrollo psíquico positivo. Fortalece el vínculo afectivo entre bebé y mamá. Hidrata la piel del pequeño. Además de relajarle y ofrecer una sensación de bienestar, alivia los trastornos más habituales, como los cólicos del lactante, los gases, o ayudan a expulsar mucosidad y flemas en catarros.

Durante el masaje los pequeños sienten una sensación muy agradable, no solo física sino también emocional, porque no se trata sólo del contacto de pieles, sino también de percibir sensaciones a través del oído, el olfato y la vista. Para la mamá, es una forma de conocer mejor a su bebé y de captar más rápidamente sus estados de ánimo.

El mejor momento para dar un masaje a un bebé puede ser cualquiera. Si bien es más común hacerlo después del baño (a partir de los 6 meses),

antes del baño (antes de los 6 meses), al vestirlo, cuando se cambia el pañal, tras la toma para mejorar las molestias del cólico de lactante. Cuando cumpla su primer mes de vida se puede empezar con ellos y durarán tan solo unos minutos, que se irán alargando hasta un máximo de 10 minutos.

Los primeros días, los masajes deben aplicarse sólo en brazos y piernas, para añadir después el pecho, la cara y la espalda.  Si se pone nervioso, irritable o llora, es mejor dejarlo. Quizás le extrañe esta nueva situación y como todo lo nuevo que vive, el masaje también requiere su tiempo de adaptación. Repetir la operación al día siguiente. Así, poco a poco, se irá acostumbrando a esas caricias que recorren su piel.

 

 

Cómo darle el masaje:ojeces, bebé, pañal, soluciones, pranaBB, pranarom, aceite vegetal, aceite esencal, balsamo, masaje, respiración, almendra, suave, cuidar, aliviar

Es buena idea empezar con sus piernas, porque son menos sensibles que otras partes de su cuerpo. Ponte un poquito de aceite vegetal en las manos, agárrale un muslo con ambas manos y empuja hacia abajo primero con una mano y luego con la otra, apretando suavemente, como si estuvieras «ordeñando» su pierna. Repite lo mismo en la otra pierna. Tómale un pie y gíralo suavemente en círculos unas cuantas veces en cada dirección. Después acaricia con una suave presión la parte de arriba de su pie desde el tobillo hasta los dedos. Repite lo mismo en el otro pie.

Usa tus pulgares para trazar círculos en toda la planta de cada pie. Para terminar con los pies, agarra un dedo del pie entre tu pulgar y tu dedo índice y estira muy suavemente hasta que tus dedos resbalen al final del suyo. Repítelo con sus diez deditos.

Toma uno de sus brazos y repite el movimiento de «ordeñar» desde su axila hasta su muñeca. Después toma su mano y gira su muñeca suavemente en círculos unas cuantas veces en cada dirección. Cambia de brazo y repite lo mismo. Traza diminutos círculos en toda la palma de cada mano con tus pulgares.

Agarra suavemente un dedo de su mano entre tu pulgar y tu dedo índice y estira, hasta que su dedito se resbale de entre los tuyos. Repítelo con sus diez dedos. Abre tus manos y muévelas hacia los lados apretando muy suavemente con tus palmas planas sobre su pecho. Repítelo varias veces. Pon una mano plana sobre la parte superior de su pecho. Acaríciale suavemente hacia abajo hasta llegar a sus muslos. Repite este movimiento varias veces, alternando ambas manos.

ojeces, bebé, pañal, soluciones, pranaBB, pranarom, aceite vegetal, aceite esencal, balsamo, masaje, respiración, almendra, suave, cuidar, aliviarPon a tu bebé boca abajo. Traza círculos diminutos con las puntas de tus dedos, a cada lado de su columna, desde el cuello hasta las nalgas. Acaba con unas caricias largas y firmes desde sus hombros hasta sus pies. Para realizar estos masajes de manera suave en Pranarom hemos lanzado el AV de Almendras dulces de la línea PranaBB, especializada en pediatría. Incluido también en el Pack Mimitos de regalo.

Es un AV BIO, 100% orgánico, procedente de la primera presión en frío de almendras dulces, con denominación virgen extra. Adecuado especialmente para la piel sensible de los bebés. Nutritivo y emoliente, es ideal para la piel seca, muy delicada y suave, para dar masajes a tu bebé.

Además, está indicado para eliminar de manera respetuosa y suave el capacete o costra láctea del bebé: Una o dos horas antes del baño masajear suavemente el cuero cabelludo del bebé con el AV de Almendras Dulces, peinar suavemente con un cepillo para ahuecar las placas y lavar el cabello o cabecita del bebé con champú. Es importante no rascar la costra porque podríamos irritar el cuero cabelludo e incluso propiciar una infección bacteriana secundaria en la zona.

Un masaje siempre es un momento placentero… y si éste se hace con el aceite vegetal de Almendras Dulces de PranaBB se convierte en un momento de verdadera suavidad, hidratación y relajación.