Es conocido que el sol no es nuestro mejor amigo y puede causar muchos problemas. La exposición solar repetida puede alterar la estructura de la piel y la salud de nuestras células. La pregunta es, ¿debemos evitar el sol a toda costa? ¡Por supuesto que no!

Los rayos solares son necesarios para sintetizar elementos vitales como la vitamina D. Si queremos disfrutar de los beneficios del sol, la clave consiste en preparar la piel para la exposición solar, limitarla y protegernos de forma inteligente. 

Para preparar la piel os recomendamos seguir cuatro pasos:

  1. Exfoliar la piel para eliminar las células muertas y conseguir un bronceado más uniforme. Lo ideal es hacerlo 1-2 veces a la semana antes de la exposición solar y durante el verano. 
  2. Beber mucha agua. Es muy importante estar bien hidratados. Se aconseja beber 1,5 litros de agua al día. CONSEJO: añade 1 gota de AE de Menta piperita en una cucharada de sirope de agave y mézclalo en 1 litro de agua. ¡No podrás resistirte a ella!
  3. Suplementar con vitaminas. Es muy importante la toma de betacarotenos por vía oral para preparar nuestras células y conseguir un bronceado más bonito y duradero. Recomendamos tomar 1 cucharada de AV de Rosa Mosqueta o AV de Zanahoria al día durante un mes previo a la exposición solar y durante todo el verano.
  4. Preparar la piel con aceites vegetales. Después de la ducha, con la piel húmeda, hidrata la piel con AV de Rosa mosqueta o AV de Zanahoria. Empieza unas semanas antes de exponerte al sol directo y sustituye tu crema hidratante durante todo el verano. 

Una buena protección solar es imprescindible. Los aceites vegetales pueden actuar como filtros biológicos, pero nunca actuarán absorbiendo o reflejando los rayos ultravioletas. Es muy importante utilizar un buen fotoprotector que nos asegure que estaremos cubiertos de los rayos solares. 

No solo la piel es importante, el cabello también puede quedar desprotegido en verano y salir perjudicado. Seguro que más de uno, después de vacaciones, necesita ir urgentemente a la peluquería. El agua, el cloro, el sol pueden secar y estropear nuestro pelo. ¿Sabías que antes de meterte en el mar o en la piscina puedes frotar el pelo con Manteca de Karité o AV de Jojoba para protegerlo? 

CONSEJO: Realiza una mascarilla capilar con AV de Coco 1 vez a la semana y recupera la fuerza y el brillo de tu cabello.

Este verano sé inteligente. ¡Prepara tu piel y cabello! Disfruta del verano y del sol de forma consciente.