¿A cuántas de vosotras os trae locas la cabeza los innombrables piojos? La pediculosis, se ha convertido en un fenómeno habitual que los niños padecen en la etapa escolar. Son muchos los productos que utilizamos y no siempre obtenemos el resultado que esperábamos.

Pranarôm ofrece una solución natural, a la vez que eficaz respetando la cabecita de los más pequeños. Su formulación basada en aceites esenciales y vegetales facilita su acción tan suspicaz.

Por un lado, los aceites vegetales ayudarán a no irritar el cuero cabelludo permitiendo también la fácil aplicación del producto. Por otro lado, la sinergia de los aceites esenciales, tales como el árbol de té, lavandín e ylang ylang, hace útil la loción aromapar desde dos puntos de vista diferentes. 

En primer lugar, como preventivo del posible contagio entre compañeros de clase. Tan solo aplicando 2 pulverizaciones de la loción Aromapar en las zonas sensibles (nuca, sienes) antes de ir al cole, los niños estarán previstos ante cualquier contagio.

Dado que está compuesto por varios aceites esenciales el olor buscado persigue el lograr un aroma agradable para nosotros mientras que insoportable para los piojos.

Y, en segundo lugar, el tratamiento, cuando las cabecitas ya están llenas de estos insectos. En este caso, habría que pulverizar el cabello hasta tener un aspecto humedecido, dejar actuar unos 15-20 min, para después, lavar el cabello con un champú suave o con el champú AROMAPAR, perfecto para completar el tratamiento antipiojos y asegurarnos así, la tranquilidad de nuestras cabezas. 

Hay que recordar que, en los días posteriores, será tan importante el pasar la lendrera todos los días para hacer un seguimiento y comprobar que no ha habido un nuevo contagio.

Por lo que, ante las futuras colonizaciones de nuestras cabezas, la Loción Aromapar resulta una solución rápida, eficaz y natural, útil para prevenir como para tratar.