La primavera, aunque este año nos haya tocado vivirla en parte desde el balcón, es sin duda una de las estaciones más maravillosas del año; dejamos de lado el frío del invierno y nos adentramos en unos días más largos, con más luz y más brillo. Primavera significa primer verdor, así que, con todo lo maravilloso de esta estación, también llega la temporada de floración de las plantas y las tan molestas alergias.

Las alergias cutáneas son la manifestación de nuestra piel ante la entrada o el contacto directo con las sustancias alérgenas en cuestión. Picor, inflamación y enrojecimiento son los síntomas más característicos.

Los aceites vegetales nos proporcionan hidratación y nutrición a la piel, pero, en el caso de alergias cutáneas, los más específicos van a ser el de Caléndula (Calendula officinalis), ya que es un potente antiinflamatorio y el aceite vegetal de Comino negro (Nigella Sativa) que, además de antiinflamatorio, nos va a ayudar a calmar el picor de la piel. Ambos se van a poder utilizar en todo tipo de personas, además, si añadimos 2 o 3 gotitas del aceite esencial de Manzanilla alemana (Matricaria recutita), conseguiremos potenciar el efecto de cualquiera de estos dos aceites vegetales con un plus frente al picor, obteniendo unos resultados maravillosos.

Y si os apetece completar vuestra sinergia, os proponemos una fórmula muy sencilla.

Como base, utilizaremos aceite vegetal de comino negro o caléndula, dependiendo de si hay picor o no. Necesitaremos un envase de vidrio topacio. Vamos a preparar 30ml a una concentración del 5% de manera que la distribución de aceites esenciales va a ser la siguiente:

– 15 gotitas de aceite esencial de manzanilla alemana (Matricaria recutita) para calmar el picor.

– 15 gotitas de aceite esencial de eucalipto azul (Eucalyptus citriodora) por su poder antiinflamatorio.

– 15 gotitas de aceite esencial de Siempreviva amarilla (Helichrysum italicum ssp serotinum) que nos va a ayudar a reactivar la circulación de la zona a tratar.

Pondremos 15ml del aceite vegetal en nuestro envase, añadiremos las gotitas de los aceites esenciales y añadiremos el resto de aceite vegetal hasta completar los 30ml. Ya tendríamos lista nuestra sinergia para alergias cutáneas. Podremos aplicarla 3-4 veces al día sobre la zona a tratar. Niños y embarazada durante máximo 3 días.

Ahora, además de con muchas ganas, ¡ya estamos preparados para disfrutar de una primavera tranquila y libre de alergias! ¡A disfrutar!